Régimen de visitas internacional, cuando algún padre vive en el extranjero

regimen-de-visitas-internacional
regimen-de-visitas-internacional

Si alguno de los padres vive en otro país, ¿Cómo se regula el régimen de visitas?

¿Sabías que el derecho de visitas se encuentra regulado por el artículo 94 del Código Civil? Pero debes saber que no se trata de un derecho del progenitor o de sus familias para ver al menor de edad. En realidad se trata de cubrir todas las necesidades educacionales y afectivas del menor. Y también existe un régimen de visitas internacional.

Es decir, no se trata tanto de satisfacer los derechos o los deseos que puede tener el progenitor. En el momento de fijar el régimen se tiene que concretar la frecuencia de las visitas. También la duración, quién se desplaza, quién asume los gastos, etc. El objetivo principal es encontrar la solución a cada circunstancia. Para eso, se tiene en cuenta factores como la edad, la distancia a recorrer, etc.

Lo cierto es que no existe una previsión legal acerca de cómo se tiene que organizar el sistema de visitas. Ni con carácter general ni cuando los progenitores viven en otro país. Aunque la Sala Civil del Tribunal Supremo ha establecido que, cuando no hay un acuerdo entre los progenitores que sea bueno para el menor, para los supuestos que supongan desplazamiento de larga distancia, será necesario ponderar las circunstancias específicas de cada caso.

¿Qué es el régimen de visitas internacional?

¿Cómo se pueden complicar las cosas en el régimen de visitas internacional cuando uno de los padres vive en el extranjero? En algunos casos puede ocurrir que uno de los progenitores decida volver a su país llevándose con él a los pequeños sin tener el consentimiento de la otra persona.

En estos escenarios también te puedes encontrar con el problema de la doble jurisdicción. Te encontrarás en esta situación cuando el país en el que se encuentra el menor haya firmado el convenio de La Haya en 1980. Y si no lo firmó, entonces hay leyes en las que se sobreprotege al progenitor que tenga esa nacionalidad.

El régimen de visitas internacional tiene que ser diferente al habitual. Será imposible tener un régimen de visitas normal, en el que se van fines de semana alternos y la mitad de las vacaciones. En estas situaciones cada caso se tiene que analizar con sus distintos factores, como la edad, la distancia, etc.
En estos casos se puede pensar en un régimen alternativo en el que el niño pueda pasar la Navidad, vacaciones de verano y Semana Santa con el progenitor con el que no tiene su vivienda habitual.

¿Cómo se decide el régimen de visitas internacional?

¿Sabes qué es lo que sucede cuando se lleva a cabo un régimen de visitas internacional y qué puede implicar? Lo primero que debes tener en cuenta es que el régimen no tiene el objetivo de hacer felices a los progenitores. Lo que se busca es que los hijos no pierdan la relación con el progenitor que no tiene la custodia. De esta forma se cubre sus necesidades educativas y emocionales.
Es decir, el régimen de visitas es un derecho para los hijos. Teniendo esto en cuenta, en el momento de decidir el régimen de visitas internacionales nos podemos encontrar con dos posibilidades:

  • Los progenitores deciden el régimen de visitas internacional en un acuerdo mutuo.
  • Un juez lo puede establecer en la sentencia de divorcio en caso de que no se haya llegado a un acuerdo mutuo.

Si hablamos del primer caso, lo más normal es que el progenitor que no tiene ni custodia ni guarda puede ver al menor los fines de semana alternos y un día intersemanal desde la salida al colegio. Pero al tratarse de un régimen internacional pueden aplicarse algunos cambios, como periodos más largos de vacaciones y días festivos como Navidad o Año Nuevo.

Diferencias con respecto un régimen de visitas al uso

¿Tienes claras las diferencias que existen entre un régimen de visitas internacional y un régimen de visitas al uso? A pesar de que no hay una previsión legal específica para los casos en el que uno de los progenitores viva en otro país, está claro que el régimen internacional tendrá algunas diferencias bastante significativas con otros regímenes convencionales.

Desplazamientos

¿Qué pasa con los desplazamientos que se tienen que hacer para las visitas? Este es uno de los aspectos que el juez tendrá en cuenta, además de los intereses del menor, ya que es importante conocer la capacidad económica de los progenitores, así como si el menor tiene que desplazarse un gran distancia para poder ver al progenitor no custodio.

Dependiendo de la distancia, también se tendrán en cuenta otros aspectos como quién debe acompañarlo. También la duración y la frecuencia de las visitas. No hay una única solución para estos casos, de forma que siempre se tienen en cuenta las circunstancias familiares y económicas.

Comunicaciones

¿Sabes qué es el régimen de comunicaciones y en qué consiste? Ya sabes que en un régimen de visitas internacional no se aplica lo mismo que en uno al uso. Es importante darle mayor importancia al régimen de comunicaciones. Es decir, videollamadas, llamadas, etc, entre el menor y el progenitor no custodio.

Gracias a la tecnología el menor puede tener una comunicación más constante con el progenitor. Esto claramente puede ser muy importante para que mantengan una buena relación incluso aunque no se vean tan seguido por medio del régimen de visitas internacional.

Visitas extemporáneas

Es muy recomendable que intentes ser flexible y abierto en el momento de permitir las visitas extemporáneas. Esto en caso de que el progenitor se pueda desplazar a la ciudad en cierto momento determinado (siempre con previo aviso). En realidad, hay varias fórmulas, pudiendo aumentar la duración de las visitas o establecer un importe más bajo en la pensión alimenticia.

Es decir, tal vez por cuestiones de trabajo el progenitor no custodio puede acercarse a la ciudad. Incluso en días que no están previstos en el régimen de visitas. Es en estos casos en los que se puede intentar ser más flexible para que el menor pueda pasar más tiempo.

¿Es posible la custodia compartida con padres en el extranjero?

¿Es posible llevar una custodia compartida cuando los progenitores viven en países diferentes? Seguramente ya sabes que la custodia compartida suele ser la solución más común cuando los padres se divorcian. Así, ambos progenitores pueden seguir teniendo la custodia del menor.

Pero hay algunos casos en los que la custodia monoparental es la mejor opción. En donde uno de los progenitores será el custodio, pero el otro seguirá teniendo contacto con su hijo. En estos casos el juez suele ser quién determina el régimen de visitas. Esto con el fin de que el niño pueda seguir teniendo una relación cercana con el progenitor que ha salido del país y del círculo familiar.

Cuando uno de los padres vive en el extranjero, todo se complica. Sin embargo, en España es cada vez es un escenario más común gracias al gran número de matrimonios mixtos. Se debe de tener en cuenta que, por ley, un progenitor extranjero no puede llevarse legalmente al hijo fuera de España de forma permanente. Esto solo se puede hacer una vez que cuente con el consentimiento del otro progenitor.

Además, se debe de tener en cuenta que la ley protege los derechos del menor. En realidad, siempre se busca defender los intereses del menor.

abogado en albacete movil

Salvador González-Moncayo Cuevas

Salvador González-Moncayo es abogado experto en derecho de familia y penal. Con más de 10 años de experiencia en otros despachos jurídicos, actualmente es CEO de González-Moncayo Abogados. Licenciado en derecho por la UCAM de Murcia y con formación en Compliance Penal entre otros. Es además miembro de la Asociación Española de Abogados de Familia (AEAFA) y del ICALBA

Deja un comentario

¿Tienes dudas con respecto a este artículo? Rellena nuestro formulario, ¡Te llamamos!

¡Comparte nuestro artículo!

También puede que te guste...